El congresista que nos quitó miles de hectáreas | Land Portal | Asegurando los Derechos a la Tierra a través de Datos Abiertos

La historia es macondiana. Un representante a la Cámara por el Centro Democrático (CD), Gustavo Londoño García, logró que una jueza le adjudicara hace dos años la propiedad sobre un territorio de Vichada que es más extenso que todo el archipiélago de San Andrés. Para eso contó con la ayuda de un empresario local, Nicolás Laserna. El problema es que las 6.633 hectáreas que reclamaron como propias eran terrenos baldíos, es decir, propiedad del Estado. En otras palabras, querían robarles a todos los colombianos.

La Liga Contra el Silencio, una agrupación de medios de comunicación, publicó la denuncia hace más de un mes. En ella se cuenta cómo Londoño se hizo dueño de una finca, llamada Buenavista, en el municipio La Primavera (Vichada). Allí tiene, como cuenta el reportaje, “600 cabezas de ganado, galpones, bodegas y pastos mejorados, con agua abundante de la quebrada La Bomba y del río Gavilán, que desemboca allí mismo en el río Tomo”.

El argumento de Londoño y de Laserna para respaldar su propiedad sobre esos terrenos es, cuando menos, ingenuo. Laserna le dijo a la Liga que “esos son mal llamados baldíos; un baldío es una tierra donde no existe nada, donde no hay nadie” y que, aunque ellos en efecto consideraron consultar con la Agencia Nacional de Tierras (ANT, entidad que administra la propiedad de los baldíos a nombre del Estado), “(en la ANT) nos pedían plata porque es una agencia corrupta y nosotros no estábamos dispuestos a darle plata a nadie”. Dicen que han ocupado las tierras desde 2008, las han puesto a producir y que por eso no hicieron nada mal al pedirle a la jueza Derlis Vega Perdomo que les adjudicara los predios.

Son muchas las preguntas que suscita esa versión. ¿Por qué, si fueron testigos de corrupción en la ANT, no procedieron a denunciar y solo hasta ahora cuentan esa versión? ¿Cómo un parlamentario, que tiene la responsabilidad de conocer y cumplir las leyes expedidas por la rama a la que pertenece, no sabe que los baldíos son propiedad de la nación y no pueden ser ocupados ni mucho menos adjudicados? ¿Por qué Laserna y Londoño pagaron parte de los costos del viaje de la jueza Vega, a quien hospedaron en la casona durante varios días junto con otros funcionarios del juzgado? ¿Por qué la jueza no convocó a la ANT cuando se le presentó el caso en su despacho?

Son muchas las preguntas que suscita esa versión. ¿Por qué, si fueron testigos de corrupción en la ANT, no procedieron a denunciar y solo hasta ahora cuentan esa versión? ¿Cómo un parlamentario, que tiene la responsabilidad de conocer y cumplir las leyes expedidas por la rama a la que pertenece, no sabe que los baldíos son propiedad de la nación y no pueden ser ocupados ni mucho menos adjudicados? ¿Por qué Laserna y Londoño pagaron parte de los costos del viaje de la jueza Vega, a quien hospedaron en la casona durante varios días junto con otros funcionarios del juzgado? ¿Por qué la jueza no convocó a la ANT cuando se le presentó el caso en su despacho?

 

Comparta esta página

 Copyright © Fuente (mencionado anteriormente). Todos los derechos reservados. El Land Portal distribuye materiales sin el permiso del propietario de los derechos de autor basado en la doctrina del "uso justo" de los derechos de autor, lo que significa que publicamos artículos de noticias con fines informativos y no comerciales. Si usted es el propietario del artículo o informe y desea que se elimine, contáctenos a hello@landportal.info y eliminaremos la publicación de inmediato.



Varias noticias relacionadas con la gobernanza de la tierra se publican en el Land Portal cada día por los usuarios del Land Portal, de diversas fuentes, como organizaciones de noticias y otras instituciones e individuos, que representan una diversidad de posiciones en cada tema. El derecho de autor reside en la fuente del artículo; La Fundación Land Portal no tiene el derecho legal de editar o corregir el artículo, y la Fundación tampoco espalda sus contenidos. Para hacer correcciones o pedir permiso para volver a publicar u otro uso autorizado de este material, por favor comuníquese con el propietario de los derechos de autor.